El Platino, Oro,  y  la plata son metales que poseen diferentes cualidades, y cada quien tiene sus propias preferencias cuando se trata de metales preciosos. Pero ¿cuáles son las diferencias y las cualidades de cada uno?

Platino

Aunque el platino es el más fuerte de los metales preciosos utilizados en joyería, se puede rallar y crear una pátina de desgaste. Sin embargo, esta podría pulirse para obtener de nuevo el mismo acabado brillante. Para comprobar la calidad en el platino, hay que buscar las marcas 950 Plat o Pt grabadas en las piezas. El mayor atractivo del Platino es su durabilidad. Si es rallado, el platino no perderá ningún metal, y no se desgasta con el tiempo.

Oro

El oro es un elemento que se encuentra en la naturaleza en un distintivo color Amarillo, dentro de sus cualidades se incluyen la resistencia al rayarlo, a la corrosión y al ser empañado. El oro es metal muy fuerte, sin embargo es también el más maleable de todos los metales preciosos.

El color de oro está determinado por dos factores: el tipo de metales con el que se producen las aleaciones y las cantidades de dichos metales que se utilizan.

Oro Amarillo

El color natural del metal y las aleaciones con colores saturados son las que le otorgan el brillo a las joyas de color Amarillo. Las aleaciones más comunes para obtenerlo son el cobre y la plata.

Oro Blanco

EL carácter plateado es lo que hace que el oro blanco sea tan atractivo. Para darle al oro su color blanco, es combinado con aleaciones de metales blancos por naturaleza y mezclado con un elemento extremadamente duro llamado Rodio.

Oro Rosado

El matiz del oro Rosado se logra a través de una aleación con cobre. El porcentaje de metales que se utiliza en las aleaciones es el mismo para el oro rosado, blanco o para el amarillo. La única diferencia radica en la mezcla que se utiliza para conseguir las aleaciones.

Plata

La plata pura, también llamada plata fina, es relativamente suave y fácil de dañar por lo que es combinada con otros metales para obtener mayor dureza. La aleación más popular es la denominada plata de ley, la cual posee un 92,5 por ciento de plata y un 7,5 por ciento de cobre. El cobre es el mejor compañero de la plata, debido a que mejora la resistencia y la durabilidad del metal, sin afectar su hermoso color.

Regresar